Above and Below the World

Gran travesía Lanzarote – La Graciosa: Día 2

DIA 2 Gran Travesía Lanzarote - La Graciosa: Yaiza - Playa de las Malvas

8h30min (xx en movimiento) 23km +250m/-280m

Nos levantamos a las 7h, recogemos, preparamos el desayuno con la calma y hacia las 8:30h empezamos la jornada de hoy.

El primer tramo, de unos 5km, será por carretera. Es un poco pesado ir por la carretera, pero no hemos encontrado alternativa posible ya que nos adentramos al ‘malpaís’ terreno de lava joven imposible de pisar si no hay camino hecho.

Saliendo de Yaiza por la carretera del pueblo

Salimos pues de Yaiza dirección oeste por la carretera que va hacia Playa Blanca y llegamos a una rotonda dónde sale la carretera que va hacia el Golfo. La cogemos y a unos 2 km y medio por la carretera encontramos un camino que va en paralelo a ella y lo cogemos. A veces desaparece y hemos de volver a la carretera y así vamos avanzando hasta llegar al Golfo, que llegamos a las 10:30h aproximadamente.

Avanzando por la carretera LZ-704 dirección el Golfo

Tramo de camino paralelo a la carretera

Llegando a el Golfo

Antes de ir a El Golfo, giramos a la izquierda para ver la ‘Charca de los Chicos’ es una charca de un color verde característico. Se trata de un cráter que acaba en el mar y es de color verde esmeralda debido a las algas que en ella crecen. Vamos a verlo por el mirador habilitado (no se permite su entrada). Vemos un camino por el otro lado que se coge desde la otra costa (por la LZ-703) ya que hay un acantilado que andando no hay acceso posible.

Charca de los Chicos

Charca de los Chicos

Después de ver la Charca de los Chicos, bajamos a la playa de el Golfo, pequeña playa con rocas volcánicas agujereadas y de formas curiosas. Miramos de hacer snorkel pero hay muchas olas y lo descartamos. Desayunamos un poco y vamos al pueblo de El Golfo. Es un lugar plenamente turístico lleno de restaurantes básicamente, hay un pequeño supermercado abierto donde compramos agua y llenamos las cantimploras.

Playa de el Golfo, desde el mirador de la Charca de los Chicos

Playa de el Golfo

Después de la parada en el Golfo, nos dirigimos a empezar el camino de Costa por la ruta del litoral del PN de Timanfaya, a las 11:15h. Dicen que es una ruta dura, bastante dura, por el terreno siempre pisando el ‘malpaís’ esta lava negra, dura y pinchuda que se va comiendo los zapatos y además, bastante larga; unas 5 horas para recorrer unos 11 km, ¡vamos a ver!

Camino de costa, por el litoral del PN del Timanfaya, andando por el ‘malpaís’

Empezamos pues el sendero, y efectivamente empiezan las rocas y gravilla pero es cuestión de ir haciendo. En breves vemos un cartel que indica Parque Nacional. Aquí el paisaje lo podríamos describir como de “lunar”, es increíble, ver todo este campo de lava joven y negra. A veces solamente se ve este paisaje de rocas y cenizas negras todo bañado con las olas del océano rompiendo con fuerza contra los acantilados.

Camino de costa, por el litoral del PN del Timanfaya, andando por el ‘malpaís’

Acantilados por el camino de costa

Pasamos una pista que desemboca a una playa donde hay bastante gente, pero que no esta permitido bañarse. Continuamos en dirección norte hacia la playa Cochinos que llegamos en unas 2h y 15min. La playa Cochinos es una playa larga y solitaria donde se podría hacer vivac. Es una playa de rocas muy bonita en este paisaje lunar, aunque es curioso que al medio de ella hay unas cuantas bolsas de basura, no sabemos por qué.

En la playa se forman piscinas naturales donde el agua está en total calma y aprovechamos para darnos un bañito y refrescarnos y relajarnos en total solitud. Comemos nuestros bocatas y reemprendemos la marcha, son ya las 2.35pm.

Playa Cochinos

Avanzanco por el malpaís del camino de costa

Detalle de lavas cordadas, tipo ‘chocolate’ lavas Pahoehoe

En este segundo tramo el paisaje es similar, aunque a tramos avanzar por la roca del malpaís parece más fácil, o quizás ¡nos estamos acostumbrado! Pasamos un tótem de punto geodésico done vemos Corona Blanca cerca.

Totem punto geodésico

Avanzando por el camino de costa, con Corona Blanca al fondo

Aproximadamente a las 2h de partir de playa Cochinos, salimos del PN y en breves bajamos a una primera playa donde se podría hacer vivac, pero nosotros continuamos por una pista qué tiene un parking justo arriba y a 1 km aproximadamente por esta pista llegamos a la playa de las Malvas, destino final de hoy.

Finalizando el camino de costa

Vistas a Corona Blanca al final del camino de costa

Playa de las Malvas dispone de unas 3 o 4 cuevas naturales y esto hace posible que mucha gente haga vivac aquí. De hecho, no seremos los únicos.

Llegamos a las 5:00 de la tarde, dejamos las mochilas y probamos de hacer snorkel, pero el agua está muy revuelta. La playa de hecho está orientada en dirección N a las olas, y estas entran removiendo todo el fondo, y la visibilidad no es nada buena, no vemos tampoco muchos peces así que hacemos unos largos y salimos.

Cuevas en playa de las Malvas

Nos instalamos en una cueva, cenamos mientras vemos una magnífica puesta de sol y pasamos la noche en vivac, ¡a ver qué tal! mañana veremos si hemos sobrevivido 😊

Puesta de sol en playa de las Malvas

Vivac en playa de las Malvas

Muy satisfechos como siempre del día de hoy. Hemos cruzado el malpaís del PN del Timanfaya por el camino de costa, descubriendo así estos parajes solitarios escarpados tan pintorescos, que sin ir andando no seria posible de ninguna manera disfrutar la naturaleza tan plenamente!

Gran travesía Lanzarote – La Graciosa: Día 1

DIA 1 Gran Travesia Lanzarote - La Graciosa: Playa Blanca - Yaiza

11h (xx en movimiento) 30km +1.200m/-1.100m

Nos levantamos a las 6.00h, con mucho sueño!. Desayunamos en el apartamento de Playa Blanca y empezamos la ruta a las 7h, aun de noche. Bajamos al paseo marítimo y vamos andando sin problema a la luz de los farolillos. Aunque es temprano ya hay mucha gente en el paseo: gente pescando, otros corriendo y haciendo deporte,.. casi que parece que vamos tarde!

Paseo marítimo de Playa Blanca, a primera hora del día

Poco a poco va amaneciendo, hay bastantes nubes en el cielo así que no vemos salir el sol. Continuamos andando y vamos llegando al final del paseo en 7 u 8 km dónde empieza, después de un hotel, un camino de tierra. Este camino nos llevará a la playa de Papagayo, a unos 3,5 km.

Señal al final del paseo marítimo de Playa Blanca

Castillo de las Coloradas, al final del paseo marítimo de Playa Blanca

A partir de aquí el paisaje es muy bonito, con acantilados y calitas en un ambiente desértico, con vistas a la isla de Lobos y Fuerteventura.

Llegando a playa Mujeres, en el camino hacia Papagayo

Sobre las 9h llegamos a la playa de Papagayo, dónde hay un parking y un restaurante justo encima. Aún es temprano y solamente hay dos personas en la playa. Nosotros vamos hacía el otro extremo dónde dejamos las mochilas en un rincón y nos cambiamos para hacer un poco de snorkel.

Playa de Papagayo

Al principio el agua está un poco fría! pero en breves ya nos habituamos. Es sitio es realmente bonito, con paisajes de piedras con algas y arena en el fondo. Además hay muchos peces; vemos lenguados una sepia, muchas viejas, salpas, sargos, etc. ¡nos lo pasamos muy bien! A las 10h salimos del agua nos secamos, comemos un poco y hacia las 10:30h reemprendemos la marcha.

Llegamos hasta la Punta del Papagayo desde donde vemos Fuerteventura y la isla de Lobos justo delante. Desde aquí vamos a buscar una pista transitable por coches de tierra y vamos por ella un rato en dirección norte, hacia Hacha Chica y Hacha Grande.

Vistas a Hacha Grande, desde Punta de Papagayo

Pasamos al lado de un camping (que ahora está cerrado por el covid) y en breves cogemos una pista secundaria que sale a mano derecha. Continuamos un rato por esta pista que va en dirección la ‘Torreta’, hasta que de repente la dejamos para coger el camino que sube a los Morros de Hacha Chica (giro brusco a la izquierda). Hay hitos de piedras pero es mejor llevar un GPS porque este camino no está indicado y es fácil que nos pasemos.

Ya en el sendero, este va subiendo progresivamente, pasando por hitos que al principio casi ni se ven pero más arriba está más bien indicado. Así pues vamos pasando hitos y llegamos a Hacha Chica donde paramos a comer unas barritas y hacer fotos. Desde aquí se ve muy bien el paraje natural de Papagayo así como Hacha Grande y el camino de subida que tenemos que hacer!

Vistas al paraje natural de Papagayo, con la isla de Lobos y Fuerteventura detrás, desde Hacha Chica

Vistas a Hacha Grande, desde Hacha Chica

Bajamos brevemente y subimos por la degollada Valle Perdomo, aquí el camino sube un poco en zigzag pero en ningún caso es difícil. Después de 40 minutos de subida llegamos a la cima de Hacha Grande, a las 13:15h, punto más alto de la parte sur de la isla, con 562m. Desde aquí tenemos muy buenas vistas a la parte sur de la isla.

Vistas dirección N, desde Hacha Grande

Vistas dirección S, desde Hacha Grande

Disfrutanto de las grandes vistas, desde Hacha Grande

Continuamos ahora de bajada hasta encontrar una pista que sube pasando por el lado de una granja de cabras pequeña y nada más pasarla sale un sendero a la derecha que tenemos que coger.

Bajando por el otro lado de Hacha Grande, hacia Femés

Pequeña granja de cabras en el camino, Hacha Grande en el fondo

Este sendero bordea el pico de la Aceituna. Llegamos al cuello de la aceituna y bajamos bordeando la montaña hasta llegar a un grande depósito de agua donde justo debajo tenemos ya el pueblo de Femés y en 10 minutos ya somos allá (hasta aquí llevamos unos 20km).

Ojo porque buscamos un supermercado (de hecho vimos alguno en Google maps pero están cerrados). Así que vamos a comer a un bar donde nos sirven unos bocatas de pollo acompañados de un plato de queso fresco con mermelada de higos todo muy bueno.

Bordeando la montaña de la Aceituna

Llegando a Femés y vistas a la Atalaya de Femés, desde los depósitos de agua

Después de descansar poco más de una hora, ya son casi las 16:00h de la tarde y continuamos nuestra ruta de hoy.

Subimos por el pueblo y cogemos 1 pista ancha de subida que en algunas curvas podemos ir recortando. Y llegamos en aproximadamente media hora al mirador de Femes característico por sus antenas, es el punto más alto del sur de Lanzarote, 608 metros. Desde aquí tenemos buenas vistas panorámicas, y podemos ver muy bien Hacha Grande, Playa Blanca, el Parque Nacional de Timanfaya, y casi hasta el risco de Famara. También se ven muy bien las Salinas del Janubio.

Llegando a la Atalaya de Femés

Vistas al sur y Hacha Grande al fondo, desde la Atalaya de Femés

Vistas a las Salinas del Janubio y el Parque Nacional de Timanfaya, desde la Atalaya de Femés

Bajamos un poquito por la misma pista y en un cruce cogemos un sendero dirección norte, este sendero va por la cresta del valle de Femés, por un camino fácil y agradable. Después del cruce bordeamos un cráter donde vemos algunas cuevas donde se podría hacer vivac. Continuamos de llano bajada, siempre fácil, hasta que un poco más allá dejamos la pista y cogemos un pequeño sendero para recortar (pero se podría continuar por la pista, no tiene pérdida).

Sendero fácil de bajada por la cresta del Valle de Femes

Cuevas vivac, justo pasado la Atalaya de Femés

Continuamos bajando por la pista hasta llegar al pueblo de Yaiza, pasando por campos con roce y muros de piedras volcánicas de protección para las higueras y bides, paisaje que ya vimos el día anterior durante la ruta Termesana.

Por la pista, llegando a Yaiza

Campos con roce y muros de protección para las higueras

Llegamos sobre las 18.00 pm y vamos al apartamento ‘Love Yaiza’ que reservamos para esta noche (a través de booking), después de pasar por el supermercado y comprar para cenar y desayunar el día siguiente.

Apartamento ‘Love Yaiza’

Curiosidad vemos muchas conchas de caracol durante toda la ruta de hoy, ¿Por qué será?

Muy contentos por la jornada de hoy, hemos pasado por paisajes áridos asombrantes, subido a picos con vistas panorámicas, disfrutado de un buen y animado snorkel en una playa solitaria de paisaje desértico,.. ¡un primer día del todo estupendo!

Ruta Termesana – Parque Nacional del Timanfaya

Ruta Tremensana, Parque Nacional del Timanfaya

Duración total 3horas. 5 km furgoneta + 4km ruta circular andando

Decidimos tratar de realizar esta ruta guiada el día antes de empezar nuestra gran travesía de senderismo en Lanzarote y La Graciosa, para así conocer las peculiaridades geológicas, formaciones volcánicas y singularidades de la isla y la verdad, ¡todo un acierto!

Desgraciadamente, nosotros no tenemos plaza para este día, solo se abrieron 7 plazas y al llegar de nuestro viaje Above and Below Córcega vimos que ya estaban todas cogidas. Sin embargo nos sugirieron presentarnos temprano por si habían bajas de última hora (se ve que hay mucha gente que reserva que finalmente no se presenta y no cancelan) y pudiéramos unirnos, así que así hicimos.

A las 9.30h en la plaza de los Remedios de Yaiza nos encontramos 8 personas, 4 con plaza y 4 sin plaza, ¡qué suerte! Finalmente podemos ir todos 😊

Subimos todos a la furgoneta del guía y vamos hacia el punto de inicio de la ruta (unos 2,5km de aproximación). A partir de aquí sólo se puede acceder al Parque Nacional con guía, ya que está prohibido el acceso al público en general.

Inicio ruta Termesana, Parque Nacional del Timanfaya

El guía Nino explicando al inicio de la ruta Termesana

Durante aproximadamente 4km de recorrido a pie veremos y aprenderemos muchas curiosidades de la zona como las adaptaciones de los lugareños al clima y características geológicas en esta tierra, la ‘olivina’ preciosa piedra verde de Lanzarote, secaderos de higos,.. y como no, el malpaís, estas piedras  volcánicas negras procedentes de erupciones volcánicas jóvenes que forman este paraje singular negro tipo ‘lunar’. 

Este paisaje que veremos durante la  ruta Termesana, es una alternancia de malpaíses y cenizas negras históricas entre los que sobresalen los conos antiguos. El sendero es ancho y está delimitado con piedras.

Paisaje ‘lunar’ de malpaís durante el recorrido de la ruta Tremesana

Montaña Encantada

El guía, Nino, es muy majo, abierto y simpático. Nos explica de manera muy amena temas científicos, geológicos y naturalísticos, así como curiosidades de Lanzarote. ¡Aprendemos muchísimo!

La Montaña Encantada es un cono volcánico estromboliano de 600m de diámetro, con un derrumbe (se ve que es muy común que se produzcan derrumbes parciales de las paredes de los conos volcánicos durante la erupciones). Vemos arriba un color más ‘rojizo’ esto se debe a que los materiales antiguos se oxidan y toman colores ocres anaranjados, mientras que las laderas están cubiertas por las cenizas negras del Timanfaya.

La senda continua y discurre claramente sobre el malpaís de las coladas históricas que rodean la base de estos conos antiguos,

Avanzanzo por la senda, al fondo, Caldera Rajada

Caldera Rajada es un pequeño volcán que pertenece al conjunto de volcanes históricos de la erupción de Timanfaya, y es muy negro, se ve que sus materiales sin casi colonización vegetal se utilizan para determinar la edad relativa de los conos de la zona!

Detalle de lavas cordadas, con efecto ‘chocolate’, lavas pahoehoe (erupción del Timanfaya)

Las lavas Pahoehoe son muy fluidas y tienen una superficie lisa por la que se puede caminar sin muchas dificultades.

Cuando las lavas avanzan con una ligera pendiente, la superficie en contacto con el aire se enfría con rapidez formando una costra rugosa que aísla el interior, donde la lava puede permanecer fluida mucho tiempo. El resultado de este fenómeno son unas estructuras onduladas que asemejan cuerdas, de ahí que se las llame también lavas cordadas o en tripas, que los nativos de Hawai llaman pahoehoe!

Pasamos por amplios malpaíses de lavas pahoehoe con frecuentes túneles volcánicos por debajo de la superficie, incluso vemos uno que colapsó y se puede ver el interior.

Olivina verde incrustada en Malpaís

Durante el transcurso de la ruta, Nino nos enseña la ‘olivina’ preciosa piedra verde de Lanzarote. Aquí os dejamos un artículo para leer acerca de sus leyendas.

Paisajes y ejemplos de adaptaciones rurales, con la montaña Termesana al fondo

Montaña Termesana es un cono volcánico estromboliano de 1km de diámetro con un cráter totalmente abierto al NO. El cono está cuberito en sus laderas bajas por las cenizas negras de Timanfaya que los agricultores han utilizado tradicionalmente para cultivos de higueras y vides protegidos por muros de piedra negra volcánica, En las partes altas del cráter se ven las escorias antiguas de colores anaranjados debido a la oxidación.

Secadero de higos

Hasta el secadero llegamos al punto más alejado de nuestra ruta.  Normalmente es una ruta lineal, ya que el parque dispone de 2 guías realizando la ruta al mismo tiempo; uno empezando por un extremo y el otro por el otro extremo, pero en nuestro caso sólo había uno ya que el otro estaba de vacaciones.

Pero así, retornamos al punto de inicio por un camino por donde sólo pasan científicos o algún payés por los caminos de recolección de higos (aún permitidas las artes rural sen el parque nacional, solo por los caminos marcados)

Detalle de higo en una higuera

Detalle de muros de piedra volcánica para proteger las higeras y vides

Finalmente regresamos al punto de inicio tras un buen recorrido y explicaciones del guia Nino, ¡realmente genial! y de allá volvemos todos en la furgo hasta Yaiza, llegando aproximadamente hacia las 13h del mediodía.

Grupo avanzando por malpaís, cenizas y pirosclastos negros, paisaje típico en la ruta Termesana

A tener en cuenta..

  • Aunque la ruta es fácil, es muy recomendable calzado cerrado para andar en el malpaís.
  • La ruta es gratuita pero se tiene que reservar con antelación en el siguiente enlace
  • Si las plazas están agotadas, probar igualmente de ir (presentaros temprano en la plaza de los Remedios de Yaiza) ya que suele haber gente que finalmente no vaya y no cancele su plaza.
error: Content is protected !!